Fe y humildad: Claves para el desarrollo del carácter parte 3

En conclusión, la vida de Ida, como la de muchas personas más en el planeta, nos muestra la importancia de ser humildes ante cualquier circunstancia, ya que, de no serlo, dicha situación adversa frente a nosotros, resulta un callejón sin salida, un episodio irreparable, o una inevitable huida. La humildad juega el papel de limpia parabrisas que hace a un lado las percepciones egoístas de la realidad, y toma lo que está en su justa proporción, para reconocer no sólo la equivocación, error o debilidad, sino también recoger, las oportunidades, las fortalezas y aciertos. En pocas palabras, la humildad recibe la realidad y la diagnostica para saber de qué tipo e intensidad debe ser la respuesta que se espera ante tal panorama real.

Continuar leyendo “Fe y humildad: Claves para el desarrollo del carácter parte 3”

Fe y humildad: Claves para el desarrollo del carácter (Parte 2)

Ida Stover Eisenhower nació en el año 1862 en Mount Sidney, Virginia. Hermana de 10 niños más, y protagonista de una vida adversa desde muy temprano, debido a que vivió una irrupción en su casa por parte del ejército Nacionalista de la Unión durante la guerra civil estadounidense de secesión, con el motivo de buscar a dos hermanos suyos que contaban con el mínimo de edad para unirse a las tropas. No obstante, con este acontecimiento a los 5 años, Ida, pierde a su madre y a los once pierde a su padre, de tal suerte que, todos sus hermanos (y ella), fueron repartidos con familiares lejanos, dejándola a ella a cargo de su tío y tía maternos, William J. Link y Susan Cook Link. Fue madre de un ex-presidente de los Estados Unidos de América llamado Dwight David Eisenhower, que gobernó el país durante el periodo que comprende del 20 de enero de 1953 al 20 de enero de 1961.

Continuar leyendo “Fe y humildad: Claves para el desarrollo del carácter (Parte 2)”

La autoestima deficiente como obstáculo en el proceso de recuperación


Como lo menciona el médico psiquiatra francés Christophe André en su libro Prácticas de la Autoestima, ésta es: La mezcla de opiniones, juicios y sentimientos que realizo respecto a mí mismo. Porque ninguna mirada es neutra, especialmente la que dirigimos hacia nuestro ser. Dicho de otra forma, es la opinión que se tiene de uno mismo y, a partir de eso, la actitud hacia las situaciones comunes de la vida. Por tanto, si se tiene una opinión negativa de uno mismo, entonces la actitud será contaminada por esas opiniones y se obtendrán en consecuencia, resultados negativos como la opinión de origen.

Continuar leyendo “La autoestima deficiente como obstáculo en el proceso de recuperación”