Infidelidad: El lado oscuro del deseo

Los celos, la infidelidad, la competencia y la exclusión son algunos de los temas presentes en la sexualidad humana. Entender sus implicaciones nos permitirá ampliar el conocimiento que tenemos de la forma en que se vive psíquica y materialmente la sexualidad hoy en día, en los tiempos de lo efímero, lo veloz, lo urgente, donde vivimos en crisis, donde aún no queda claro si la urgencia es el síntoma de una época o si la época es todo un síntoma.

Continuar leyendo “Infidelidad: El lado oscuro del deseo”

Duelo: El dolor de la pérdida

En el Diccionario etimológico de Ernout y Meillet hay una traducción latina del texto griego Salterio de Verona (Salmo 24) que reza: (καὶ οὐκ ὤμοσεν ἐπὶ δόλῳ [kai uk ⁠ˈ⁠oːmosen e⁠ˈ⁠pi ⁠ˈ⁠dolo.) o “y no juró con engaño”, que se tradujo como nec juravit in dolore, en lugar de in dolo, que es la versión generalizada utilizada en otras versiones. Aquí tenemos la primera y más probable acepción con que dolus puede ser entendido como dolor. Entonces, el duelo ha de ser la etapa caracterizada por el dolor que provoca la pérdida de un ser querido, pero también la de un trabajo, un negocio o una ruptura amorosa. En ese sentido, la palabra duelo puede ser confundida, y de hecho lo es, con el vocablo luto, del latín lucta, que expresamente apunta no a la pérdida, sino a la muerte y que, a su vez, deriva de luctus, que quiere decir llorar o lamentar.

Continuar leyendo “Duelo: El dolor de la pérdida”

Distimia: El mal del siglo

El más terrible de todos los sentimientos es el de tener la esperanza muerta. Federico García Lorca.

Según el DSM V, la distimia es un trastorno afectivo crónico que persiste por lo menos dos años en adultos y un año en adolescentes y niños. Su clasificación se da en dos subtipos: la distimia de inicio temprano, esto es antes de los 21 años, y la de inicio tardío que ocurre después de la misma edad. Para entender mejor de lo que se trata, vayamos al origen etimológico de la palabra: El vocablo distimia es de procedencia griega, por su etimología «δυςθυμια» (dysthymia), en su prefijo «δυς» (dys) cuyo significado es “dificultad” o “mal” y «θυμος» (thymos) que significa “ánimo, entendemos mal del ánimo.

Continuar leyendo “Distimia: El mal del siglo”

Melancolía: La noche oscura del alma

Naufragar a cada instante en la muerte.

Julia Kristeva.

Cuentan que Hipócrates halló a Demócrito hurgando en el cuerpo descompuesto de una cabra. – ¿Qué haces? – Preguntó el padre de la medicina. – ¡Busco la bilis negra para extirparla de una buena vez! – Contestó Demócrito.

Al ser incapaz de ubicar la fuente insensata de su profunda tristeza, el melancólico puede caer progresivamente en la desesperanza, e incluso padecer ocasionalmente episodios de locura. La psiquiatría moderna no ha tenido problemas en segregar al que delira o al obsesivo de los rituales, pero dirimir sobre melancolía es otra cosa.

Continuar leyendo “Melancolía: La noche oscura del alma”

La autoestima deficiente como obstáculo en el proceso de recuperación (parte 2)

Es muy común encontrarse en el proceso de recuperación con un catalizador de sobriedad: El servicio, con él, las personas que eligen servir y sacrificar su tiempo, dinero y esfuerzo por construir las mejores condiciones posibles para alcanzar al mayor número de personas que quieran un estado de sobriedad.

Dichos “servidores” forman parte de una pequeña organización llamada “mesa de servicio” en la que buscan, mediante trabajo en equipo y colaboración, hacer que suceda cada mes un inventario al que denominamos “experiencia”.

Continuar leyendo “La autoestima deficiente como obstáculo en el proceso de recuperación (parte 2)”

El miedo: debilidad y fortaleza (Parte 1)

El miedo es una debilidad que nos vuelve seres pequeños enfrentando inmensos desafíos diarios, al mismo tiempo, es una fortaleza que nos convierte en seres capaces de resolver dificultades inteligentemente. El miedo puede, efectivamente, hacernos retroceder ante un camino pedregoso, abortar una empresa o puede (como dice la literatura de A.A.), ser un punto de partida para mejores escenarios. Puede ahuyentar, puede ser fuente de prudencia y fe, puede volvernos ofensivos e inofensivos, puede incluso volvernos responsables, en fin.

Continuar leyendo “El miedo: debilidad y fortaleza (Parte 1)”

Fe y humildad: Claves para el desarrollo del carácter parte 3

En conclusión, la vida de Ida, como la de muchas personas más en el planeta, nos muestra la importancia de ser humildes ante cualquier circunstancia, ya que, de no serlo, dicha situación adversa frente a nosotros, resulta un callejón sin salida, un episodio irreparable, o una inevitable huida. La humildad juega el papel de limpia parabrisas que hace a un lado las percepciones egoístas de la realidad, y toma lo que está en su justa proporción, para reconocer no sólo la equivocación, error o debilidad, sino también recoger, las oportunidades, las fortalezas y aciertos. En pocas palabras, la humildad recibe la realidad y la diagnostica para saber de qué tipo e intensidad debe ser la respuesta que se espera ante tal panorama real.

Continuar leyendo “Fe y humildad: Claves para el desarrollo del carácter parte 3”

Fe y humildad: Claves para el desarrollo del carácter (Parte 2)

Ida Stover Eisenhower nació en el año 1862 en Mount Sidney, Virginia. Hermana de 10 niños más, y protagonista de una vida adversa desde muy temprano, debido a que vivió una irrupción en su casa por parte del ejército Nacionalista de la Unión durante la guerra civil estadounidense de secesión, con el motivo de buscar a dos hermanos suyos que contaban con el mínimo de edad para unirse a las tropas. No obstante, con este acontecimiento a los 5 años, Ida, pierde a su madre y a los once pierde a su padre, de tal suerte que, todos sus hermanos (y ella), fueron repartidos con familiares lejanos, dejándola a ella a cargo de su tío y tía maternos, William J. Link y Susan Cook Link. Fue madre de un ex-presidente de los Estados Unidos de América llamado Dwight David Eisenhower, que gobernó el país durante el periodo que comprende del 20 de enero de 1953 al 20 de enero de 1961.

Continuar leyendo “Fe y humildad: Claves para el desarrollo del carácter (Parte 2)”